Boda Laura+Sergio

Para un fotógrafo de bodas lo más importante es que el resultado final sea excelente, sin importar el proceso hasta llegar a ello. En esta ocasión el universo nos quiso poner a prueba y este fue el resultado.

Desde antes incluso de comenzar a entrar en acción, ya se vaticinaba que iba a ser una boda en la que íbamos a tener que estar al 200%.

Como en todos y cada uno de los reportajes de bodas que hacemos, nuestra prioridad es contribuir a que la pareja, familiares e invitados disfruten al máximo de su boda sin importar nada más. Y así fue o al menos así quisimos que fuese.

Nuestra forma de entender un reportaje de boda estilo documental, con fotografías espontáneas y sin forzar posados, se basa en eso precisamente, en no forzar posados ni situaciones incómodas para la pareja o para sus familiares y amigos. Es importante respetar los sucesos del evento, dejar actuar y confiar. Esta es la única receta para que todo fluya.

El resultado de este trabajo no hubiese sido posible sin la colaboración de mi fiel amigo Miguel Valverde

“Hoy soy feliz porque te tengo a a ti”